Esports y VR esports: Conoce sus 5 diferencias.

Esports y VR esports

Los VR esports son una modalidad de deportes electrónicos que se mezclan con la realidad virtual para dar una experiencia tanto a los jugadores como a los espectadores. Es por eso que hablaré sobre las 5 Diferencias entre los VR esports y los esports

5 Diferencias entre los VR esports y los esports

1. Jugabilidad

La primera diferencia que existe entre ellos es la forma en que se juega, mientras que en los esports se utiliza principalmente una pantalla y distintos controladores como mandos, teclado, ratón o josticks o incluso móviles utilizando las manos; con los VR esports se utiliza un visor de Realidad Virtual y mandos que son controlados por todo el cuerpo.

2. Trayectoria

Los esports existen desde la década de los 80 y en todo este tiempo han generado una comunidad basta que ha permitido romper records de audiencia en eventos transmitidos, y es que ¿a quien no le gusta los videojuegos y la competitividad? Esto ha permitido que el crecimiento de los VR esports sea un poco más ágil pero no con los mismos números, ya que es una modalidad muy joven con apenas tres años, pero que promete volverse tendencia y alcanzar una audiencia similar en un periodo de tiempo mucho más corto.

3. Accesibilidad

Para poder participar dentro de los esports tan sólo hace falta un ordenador, una consola o simplemente un móvil, mientras que para entrar a los VR esports además de un ordenador o una PlayStation, y un visor de realidad virtual, haciendo que sea mucho más costoso. Esta tendencia esta cambiando con nuevos sistemas de gafas Standalone como las Oculus Quest, que permite hacer uso de realidad virtual de  calidad sin la necesidad de utilizar el ordenador y además sin cables que entorpezcan los movimientos.

Otra diferencia es el espacio necesario para jugar, ya que los esports los puedes practicar desde el escritorio, mesa, sofá y con el móvil hasta en la cama; mientras que los VR esports al ser de movimiento libre, suele requerir un espacio un poco más grande y sin riesgos de romper algo o hacernos daños.

4. Movilidad

Uno de los puntos más críticos y posiblemente criticado en los esports convencionales es el sedentarismo, ya que con los videojuegos utilizados no se requiere la utilización de movimientos corporales. Aunque sabemos que los jugadores profesionales requieren de mucha preparación no sólo mental sino física, en niveles más bajo es un elemento que se pierde. Sin embargo, para jugar o competir es necesario estar sentado.

Por otro lado, los VR esports requieren de la utilización constante del cuerpo incluso para los niveles de iniciación. Los juegos utilizados no sólo requieren de utilizar el cuerpo, sino que en muchos casos exige tener una buena preparación física y resistencia para obtener mejores resultados, como es en el caso de Beat Saber, Sparc o Echo Arena.

5. Nivel de inmersión

En los esports la experiencia de los jugadores se vive a través de una pantalla estática que se puede mover o girar con el uso del ratón, teclado o mando. Los VR esports permiten darle esa movilidad de manera natural, ya que el jugador es ubicado dentro del juego haciendo que lo que vea sea dirigido con la cabeza y sus propios movimientos.

Algunos juegos  como League Of Legends o FIFA se controlan a los jugadores en tercera persona, mientras que en la Realidad Virtual el jugador es a la vez el personaje, imitando los movimientos corporales, volviendo a los participantes parte del juego.

Hemos visto que ambas modalidades tienen sus pros y contras, tienen grandes parecidos e incluso pueden trabajar de la mano para hacer crecer la industria de los videojuegos y deportes electrónicos. Será cuestión de tiempo para esports y vr esports en el mismo escenario. Mientras tanto puedes dejarnos en los comentarios cual es tu favorita y por que.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *